lunes, 14 de diciembre de 2015

Nacionalismo y multiculturalismo. El por qué es perjudicial.


 /** Un poco de wiki previa **/

Multiculturalismo - De acuerdo con el multiculturalismo, los Estados deberían articularse institucionalmente de manera que reflejen la pluralidad de culturas existentes. 
(Es decir, favorece el mantenimiento de una cierta pureza cultural y la creación de grupos sociales estancos.)

Interculturalismo -  El interculturalismo promueve los derechos individuales para todos, sin discriminación. Esto significa, en particular, que las personas tienen derecho a mantener su filiación con un grupo étnico concreto y el derecho a las diferencias culturales y religiosas, que se pueden mostrar libremente en público. Sin embargo, la sociedad entera debe adherirse a una misma constitución de derechos y deberes fundamentales, sin excepción. El interculturalismo no acepta que las diferencias culturales se utilicen como excusa para reducir los derechos de ciertos grupos.
El interculturalismo se opone, por tanto, al racismo y a la xenofobia, y a sus manifestaciones; pero también al asimilacionismo o al segregacionismo.  Se distingue, así del multiculturalismo, en el que este promueve la persistencia de la diversidad cultural.
(Es decir, favorece el mestizaje sobre la base de los derechos individuales y la tolerancia)


 /** Introducción - El origen del multiculturalismo **/

Introduzco un poco lo que yo entiendo que es el contexto general. 

Europa, tras la Segunda Guerra Mundial, desarrolló una estrategia anti-EEUU muy negativa para el mundo y para ella misma. 

El multiculturalismo formó parte de esta estrategia. Su base es la defensa de las diferentes culturas, favorecer el que convivan pero sin perder sus características. Defendiéndolas frente a una supuesta invasión cultural que en el mundo obviamente protagonizaría EEUU.

Esta estrategia multiculturalista se ha apoyado perfectamente en el sentido de culpa tan característico de nuestra cultura cristiana y en las necesidad de algunas ideologías como las de izquierdas de encontrar colectivos oprimidos a los que defender (el poderoso Occidente maltratando al resto de culturas).

Pero es un error, claro. Lleva a la intolerancia y el enfrentamiento. Los humanos no estamos hechos para vivir separados y mezclados a la vez. Como en compartimentos estancos. Si vivimos juntos nos hemos de mezclar para que no surjan prejuicios y los roces se superen. El interculturalismo (mestizaje de las culturas en un entorno de tolerancia) es la forma sana de convivir. Disfrutando todos de todo, no con el miedo a perder unas supuestas esencias culturales.

"Europa: Dos errores y una carencia. Antiamericanismo, multiculturalismo y límite de mandatos"




/** El nacionalismo actual se apoya en el multiculturalismo **/

Y así llegamos al nacionalismo, una ideología que también se ha desarrollado apoyándose en una interesada estrategia anti. Anti-PP en este caso.

Durante la Transición el PSOE validó el nacionalismo aprovechando la tradicional colaboración de nacionalistas e izquierdas contra Franco de la Guerra Civil. Y obtuvo como beneficio el arrinconamiento del PP en Cataluña y País Vasco, un 20% de los escaños. Cosas de la política partidista.
"Como acabar de una vez por todas con el nacionalismo antidemocrático"

Pero ahí se acaba la relación del nacionalismo actual con las ideologías de la época de los fascismos, nazismos, franquismos y demás. Muchos de quienes critican al nacionalismo actual buscan su mal en las raíces racistas de aquellas épocas o en los totalitarismos. Y creo que es un error. Sea cual fuese su origen, no va por ahí el problema actual.

El nacionalismo se define hoy dia como el defensor de unas características culturales minoritarias que corren peligro de desaparecer, focalizándose sobre todo en la lengua. Se habla abiertamente de la defensa de la "lengua propia", entendida ésta no como la más hablada sino como la que no es compartida con el resto.
Esto es multiculturalismo. Defensa de la integridad de las culturas no dominantes. Y como es habitual el interculturalismo incorpora el contrasentido de que la exigencia de tolerancia hacia cada grupo cultural conlleve aceptar una cierta intolerancia interna de éstas como mecanismo para salvaguardar las características propias. Solo así se consigue compaginar un mismo discurso de "normalización" con paradojas como la exigencia hacia el exterior de respeto al catalán y la penalización internamente del español.

Como desarrollé en  "La intolerancia del multiculturalismo", el problema es que el multiculturalismo lleva a la intolerancia y al conflicto. No se puede convivir pero en comunidades culturalmente estancas. Los humanos cuando nos juntamos, nos mezclamos. Se produce un mestizaje que suaviza los roces y acaba siendo beneficioso para la convivencia, aunque se pierda parte de lo que era característico y original de cada cultura.

Ese es el verdadero problema del nacionalismo. Que se apoya en una ideología multiculturalista, preocupada de atender y defender cada pequeña diferencia cultural, en vez de interculturalista, dedicada a facilitar el mestizaje y con él la tolerancia y la convivencia. Una ideología reaccionaria, de oposición a los cambios asociados a la convivencia y el mestizaje cultural. 


/** Mi conclusión. El nacionalismo resulta perjudicial **/

No hay diferencia cultural que justifique el que los humanos vivan separados en grupos estancos y en conflicto. 

La cultura no debe ser utilizada en una competición partidista. Es perjudicial centrar el discurso en si el español se impone sobre el catalán o el inglés sobre el español.

El mestizaje puede ser más difícil de entender ya que implica cambios, pero es el camino a una nueva cultura más rica y compartida. A una forma de convivir inclusiva, abierta y libre.




/***/

Nota 1: (27 Dic 2015) En respuesta a comentarios de josep turu en El País:
Soy consciente de que tiene muchas facetas. Una de manejo de la historia (superchería mítica que indicas), otra de enganche emocional (la culpa de todo es de otros http://cort.as/aXsM ), de seguridad proteccionista.... Pero todas ellas están ya mal vistas. La única que veo que aun no está mal vista, que no se considera políticamente incorrecta, es la pata de la defensa de una cultura más débil. Y eso es lo que intento explicar por qué también está mal. Porque apela a criterios multiculturalistas (no porque internamente sea multiculturalista, internamente impone sus diferencias) 
Un saludo cordial a josep turu

Nota 2: (30 Dic 2015) El nacionalismo utiliza la pureza cultural como antes se manejaba la pureza racial. Para justificar atropellos e imposiciones.
Lo que ocurre es que con la moda del multiculturalismo se les ha dado mucha cancha. Demasiada. 


Nota 3: (7 Ene 2016) Tras leer a Savater en El País "No podemos ni debemos" hago mis ensayitos en twitter (Carlos López @BrainstormCarlo)

Savater-nacionalistas locales quieren convertir la diversidad cultural en fundamento de separación política-eso digo

¿Multiculturalismo es defender las culturas débiles por encima incluso del individuo?Eso es lo malo del nacionalismo 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario