lunes, 9 de octubre de 2017

La Cataluña silenciada rompe sus cadenas





La manifestación de ayer en Barcelona, como la de Basta Ya en San Sebastián en 2003, ha sido una manifestación de liberación. Pero no de liberación nacional o territorial, sino de liberación de prejuicios, de prejuicios victimistas y anti-España.





Y cuando un relato real se abre paso es difícil silenciarlo de nuevo. Por mucho haya intereses en contra, que los hay.





 
Espero que esto haga que los partidos vayan viendo más práctico colaborar con la limpieza que seguir esforzándose en ocultar la herida. El grano de prejuicios nacionalistas se ha hinchado hasta explotar. Pronto tocará limpiar la herida para que seque y no vuelva a infectarse.

Es decir conseguir consensuar un diagnóstico emocional (#CatSinPrejuicios), desactivar mentiras, evitar permisividad legal, no premiar chantajes victimistas... sanar una herida emocional infectada.






P.S.: Liverdades ha publicado este artículo en:
Lliverdades - La Cataluña silenciada rompe sus cadenas 

P.S.2: Mas sobre el vecino que se resiste al son de Manolo Escobar

P.S.3: Un tercer vídeo del vecino resistente.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario